¿Sabías que los problemas de espalda también afectan a los más pequeños de la casa?

La temporada de clases está de vuelta y los niños se están preparando para un nuevo año. Lo que implica que pasarán los próximos meses cargando mochilas, encorvados sobre escritorios, participando en educación física y tal vez incluso participando en deportes después de la escuela. Además de eso, más niños que nunca tendrán la cabeza baja, mirando la pantalla de un teléfono. En conjunto, una receta para problemas persistentes en la espalda y el cuello.

MALESTAR. La persona promedio pasa entre dos y cuatro horas al día leyendo o enviando mensajes de texto en su teléfono inteligente

De hecho, según un estudio presentado en la Reunión Anual 2019 de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (AAOS), ha habido un aumento significativo en el dolor de espalda, específicamente el dolor de espalda baja, entre niños y adolescentes entre las edades de 10 y 18 años. Un malestar que también parece aumentar linealmente con la edad.

Increíblemente, el 33.7 por ciento de los participantes del estudio había experimentado dolor de espalda en el año anterior, pero menos de la mitad (40.9 por ciento) buscó tratamiento. Cuando buscaban ayuda, generalmente era en forma de fisioterapia (44 por ciento), terapia de masaje (33.9 por ciento) o tratamiento quiropráctico (34.1 por ciento).

Con tantos niños pasando por esto, ¿cómo puede evitar que le pase a sus hijos? El experto en salud, quiropráctico y CEO de Ameriwell con sede en Maryland, el Dr. Ali Ramezan. Quien ha tratado este problema por años y ¡También es padre de tres! Nos da algunas de sus sugerencias para proteger la columna vertebral de su hijo este año escolar.

Cortesía

Encuentra la mochila adecuada

“De todos los útiles escolares, ningún artículo es más importante que una mochila que se ajuste bien”, dice el Dr. Ali Ramezan. Como él explica, demasiado peso puede ejercer presión sobre el cuerpo y causar dolor de espalda. Cuando un niño usa una mochila mal colocada y mal ajustada, lo pone en riesgo de problemas espinales a largo plazo. “La mochila incorrecta es especialmente dañina para los estudiantes con problemas de postura o escoliosis, que son cada vez más comunes”.

La revista Parents señala que, si bien es tentador elegir una mochila por el precio o estilo, es mucho más importante centrarse en la funcionalidad. Es por ello que el Dr. Ali ofreció los siguientes consejos para encontrar el correcto este año escolar:

Ajuste: la mochila nunca debe ser más ancha o más larga que el torso de su hijo y nunca debe colgar más de cuatro pulgadas debajo de la cintura.

Peso: la Asociación Americana de Quiropráctica recomienda que una mochila no pese más del 5-10% del peso de un niño.

Diseño: elija un diseño ergonómico que tenga correas acolchadas en la espalda y los hombros. Los cinturones de cadera y pecho también ayudan a transferir parte del peso a las caderas y el torso, quitando presión de la espalda y los hombros. Múltiples compartimentos también ayudan a distribuir el peso de manera uniforme.

Desgaste: su hijo siempre debe usar ambas correas cuando transporte la mochila para ayudar a minimizar la tensión muscular y los problemas de postura. También es importante no sobrecargar la mochila ¡Determine los artículos necesarios para empacar o dejar en casa, y empacar a la ligera siempre que sea posible!

Evita el cuello tecnológico

La persona promedio pasa entre dos y cuatro horas al día leyendo o enviando mensajes de texto en su teléfono inteligente. Según el Dr. Ali, los adolescentes son el grupo de mayor riesgo, por pasar la mayor cantidad de tiempo en sus dispositivos móviles. Este uso continuo de un dispositivo a menudo conduce a “cuello tecnológico, el término acuñado para describir la posición de la cabeza y el cuello cuando el dispositivo se mantiene al nivel del pecho o la cintura, con los ojos centrados en la pantalla”.

Mientras que la cabeza humana pesa entre 10 y 12 libras, un estudio encontró que, cuando estamos encorvados sobre nuestros teléfonos, ¡el efecto del peso de la cabeza puede alcanzar hasta 60 libras! Cuando piensa en cuántas horas los niños podrían permanecer en esa posición, no es sorprendente que esta postura pueda provocar dolor de cuello e incluso hernias de disco ¡Esto, por supuesto, se ve agravado por el tiempo que pasa sentado frente a una computadora haciendo la tarea!

No es realista esperar que los niños (¡o los adultos!) abandonen la tecnología, por lo que el Dr. Ali enumera dos cosas prácticas que podemos hacer para minimizar el impacto negativo:

Tenga una configuración de escritorio ergonómica: agregue un cojín de soporte lumbar y ajuste la altura de la silla para que los brazos y la cabeza de su hijo estén en posiciones saludables. Eleve la altura del monitor para que mire hacia adelante o ligeramente por encima y no por debajo del nivel de los ojos.

Realice estiramientos y ejercicios de cuello: anime a los niños a hacer flexiones de mentón y retracciones de omóplatos, así como círculos de movilidad de cuello y hombros. Un profesional de la salud, como un fisioterapeuta o un quiropráctico, puede demostrar cómo usar un rodillo de espuma, una bola de movilidad o una cuña del cuello para estirar los músculos con exceso de trabajo y mejorar la postura.

Además, algunos padres pueden encontrar beneficioso llevar a sus hijos a ajustes quiroprácticos regulares. Es importante investigar y encontrar un profesional cuyo estilo se alinee con las necesidades de su familia.

Descanse lo suficiente

Ya sabemos que la mayoría de nosotros no dormimos lo suficiente todas las noches. Los niños pueden parecer que tienen una energía ilimitada, pero la verdad es que necesitan descansar para recargar sus cuerpos y promover una función cerebral saludable. Algunas investigaciones incluso sugieren que descansar lo suficiente puede prevenir lesiones.

El Dr. Ali advierte que las camas de la mayoría de las personas son demasiado suaves y que es aconsejable omitir la almohadilla del colchón de tres pulgadas. En cambio, para preparar la mente y el cuerpo para la hora de acostarse, sugiere reducir el tiempo frente a la pantalla y el consumo de estimulantes (como el azúcar y la cafeína) por las noches, además de reservar un tiempo para la meditación y crear un ambiente tranquilo.

Mantente hidratado

¿Por qué es tan difícil para la mayoría de nosotros beber suficiente agua todos los días? Si bien es importante para todos, es fundamental que los niños activos estén bien hidratados. Como explica Ali, “el agua es un componente de cada célula, tejido y sistema de nuestro cuerpo. Ayuda a proteger y lubricar el cerebro, la columna vertebral y las articulaciones”.

Cortesía

La cantidad de agua que necesitan dependerá de la edad, el peso y el nivel de actividad de su hijo. De cualquier manera, asegúrese de llevar una botella de agua con ellos a la escuela y aliéntelos a tomarla durante el día.

Los niños de hoy están más ocupados que nunca, lo que puede ejercer mucha presión sobre sus cuerpos en crecimiento. Al adoptar un enfoque proactivo para la salud de su hijo, puede proteger su columna vertebral y ayudar a prevenir el dolor de espalda y las lesiones que además podría continuar y empeorar en su viaje hacia la edad adulta. Nadie quiere vivir con dolor de espalda, siguiendo estos pasos, le está dando a su estudiante la mejor oportunidad de vivir una vida sin dolor.


Articulo por Ali Ramezan en Tiempo Latino 


RELATED ARTICLES



HOURS OF OPERATION


MONDAY8:00 AM - 7:30 PM
TUESDAY8:00 AM - 8:00 PM
WEDNESDAY8:00 AM - 7:30 PM
THURSDAY8:00 AM - 8:00 PM
FRIDAY8:00 AM - 7:30 PM
SATURDAY9:00 AM - 1:30 PM
SUNDAYBY APPOINTMENT
CALL US 24/7 FOR A FREE CONSULTATION

301-576-0500


IF YOU’RE EXPERIENCING PAIN ASSOCIATED WITH AN INJURY